viernes

Todavía hoy en el Gran San Juan se mantiene la cortina de flecos y pelotitas de colores y el SIFEM nunca pudo explicar por qué


Cuando estábamos en la puerta del Topsy de Avenida Argentina y Provincia de San Juan dijo que su tía aún creía ser la responsable del terremoto del 44, que había discutido con una vecina mientras salían de la verdulería. Algún quilombo de chongos, agregó. El caso es que la puteó y la reputeó y mientras la reputeaba el piso comenzó a sacudirse y el asfalto se volvió una sola grieta. La vecina la señalala a medida que las cosas se convertían en escombros y la tía, todavía con las bolsas en la mano, buscaba el marco de la puerta de la verdulería que nunca, en veinticinco años, había tenido puerta. Así es cómo mi tía provocó el terremoto de San Juan, dijo, con un hija de re mil puta y la recalcada concha de tu vieja.

2 comentarios:

variedad de frutas dijo...

antes los quilombos de chongos terminaban en terremotos,
ahora terminan en una agitadita del techo del auto.

marìa lluvia dijo...

mencantó. aguante la tía

Se ha producido un error en este gadget.
(...) Abrió las cortinas, en ninguna de las casas de enfrente había luz. Se quitó el vestido de satén y el tipo le encendió otro cigarrillo. Antes de que se bajara las bragas el tipo la puso a cuatro patas sobre la mullida alfombra blanca. Lo sintió buscar algo en el armario. Un armario empotrado en la pared, de color rojo. Lo observó al revés, por debajo de las piernas. El tipo le sonrió (...). Amberes

en Cobstrucción

en Cobstrucción
¡Cuidado! Hombres Trabajando