jueves

la joyita de las once de la mañana

la chica del pandeiro un jueves a la mañana:


Yo, mi cara de Ana Frank y mi banda de rocanrol

Pelícano. Paracas, Pisco, Perú. Cuántas `P´.

Buenos días.
Soy Ana Frank. La cantante de Led Zeppelin.
Investigo.
La turbia relación que une a las casas
Con la calle

Línea sobre línea
Trazándose los días de a casa los nenes
Y sus caras que al moverse o esconderse
Marcan los tiempos de descanso y alerta

Letra tras letra
Resbalar por la nariz del que camina
Y caer al suelo para alguna perderse
Otra dar horror al que la encuentra

Veo rastros en la calle
De la noche que pasó pasando afuera
Encuentro, sobre todo, mugre. Escatológica
Industrializada, primitiva, incomprensible.

Yo con mi cara de Ana Frank tratando
De colarme en las escuelas.
Yo y mi banda de rock hemos llegado
Misteriosamente temprano.

Moneditas, moneditas, me hago
La que voy buscando moneditas
Yo y mi banda de rock se las robamos a mi viejo
Yo y mi cara de Ana Frank investigamos qué ha pasado.

Yo y mi cara de Ana Frank conversamos con viejitos.
Yo y mi banda de rock cruzamos puente Alsina.
Yo y mi cara de Ana Frank nos miramos el ombligo.
Yo y mi banda de rock liderando el odio a la ciudad.

En los umbrales anchos, qué habrá pasado
Anoche en Pompeya, en Valentín Alsina
Yo y mi banda de rock nombramos los lugares del misterio
Yo y mi cara de Ana Frank melancoleando el conurbano.

5 comentarios:

dani dijo...

qué honor ser tan amiga de dos genias tan genias. se me infla el pecho, lalala

las quiero las adoro las abrazo

Cecilia dijo...

aayy no había visto esto..
qué vida más linda

gracias, lu

lurba dijo...

capas

hoytomate dijo...

poemón

lurba dijo...

de la concha de la lora, según mi parcialidad

Se ha producido un error en este gadget.
(...) Abrió las cortinas, en ninguna de las casas de enfrente había luz. Se quitó el vestido de satén y el tipo le encendió otro cigarrillo. Antes de que se bajara las bragas el tipo la puso a cuatro patas sobre la mullida alfombra blanca. Lo sintió buscar algo en el armario. Un armario empotrado en la pared, de color rojo. Lo observó al revés, por debajo de las piernas. El tipo le sonrió (...). Amberes

en Cobstrucción

en Cobstrucción
¡Cuidado! Hombres Trabajando