martes

c´mon and love me

forma parte de todo lo eléctrico que es arribar a un campo desconocido, con un dueño que porta una escopeta.
hubo una grada, un reflector y un bajo de veinticinco minutos. una mano en la cintura y una siesta de doce horas.
y lo cierto de todo esto es que no escribo porque no entiendo.
¿te acordás esas noches en las que salías a refugiarte del viento en la esquina de una calle y otra calle?

2 comentarios:

Jirafas dijo...

son muy grossos estos posts en los que no se entienden nada.
como sea, la vida por una siesta de 12 horas.

beso

lurba dijo...

ja gracias jirafa
¿jirafa es fede?
jirafa es fede
gracias fede!
besos

Se ha producido un error en este gadget.
(...) Abrió las cortinas, en ninguna de las casas de enfrente había luz. Se quitó el vestido de satén y el tipo le encendió otro cigarrillo. Antes de que se bajara las bragas el tipo la puso a cuatro patas sobre la mullida alfombra blanca. Lo sintió buscar algo en el armario. Un armario empotrado en la pared, de color rojo. Lo observó al revés, por debajo de las piernas. El tipo le sonrió (...). Amberes

en Cobstrucción

en Cobstrucción
¡Cuidado! Hombres Trabajando