lunes

los goles de lunes a lunes

Hubieron noches en las que devorábamos las letras de los teclados o la tinta de los boletos de colectivo. Hubieron días en los que nos manchamos con el diario y en seguida nos rascamos la cara:
rompimos cajas de cigarrillos persiguiendo la parte blanca, bajo el designio del mendruguito de la punta del lápiz, rallamos las hojas mientras intentábamos que las biromes tuvieran algo más, por favor, para escupir. Después estaban las que escribían entrecortado.
Hubo noches que fueron grabadas: en pelotas, en la parada de algún colectivo. Hubieron guitarras y cajas de pizza. Hubo mucha cerveza descartable, panfletos, dnis, libros.
Y ahora qué.
Abajo se escucha una batería,
a la mañana un taladro y los chicos de la escuela de en frente que con sus vocecitas gritan lareconchadetumadre o putodemierda,
los goles de lunes a lunes,
las señoras de taco aguja que piden el asiento,
las reuniones de consorcio
y las películas online.

3 comentarios:

Dani Trabuchi dijo...

las hubo
y creo que las habrá más aún, no?

este blog se está poniendo melancólico. i like it.

Manuel Tristán dijo...

no sé por qué, este me ametralla

lurba dijo...

gracias por el piropo dani, y ojo que no quiero pecar de "ay ay ay pasame las fotos" pero ¿qué onda que en tu blog tenés fotos de la proyección de fyf y no las pasaste nunca?
ay ay ay pasame las fotos o hay tabla. te veo el vier.
juan, ídolo de multitudes, a mi me ametrallan las historias de walter, y los naranjas y los picaditos.

Se ha producido un error en este gadget.
(...) Abrió las cortinas, en ninguna de las casas de enfrente había luz. Se quitó el vestido de satén y el tipo le encendió otro cigarrillo. Antes de que se bajara las bragas el tipo la puso a cuatro patas sobre la mullida alfombra blanca. Lo sintió buscar algo en el armario. Un armario empotrado en la pared, de color rojo. Lo observó al revés, por debajo de las piernas. El tipo le sonrió (...). Amberes

en Cobstrucción

en Cobstrucción
¡Cuidado! Hombres Trabajando