martes

Papeles encontrados de un paradero desconocido

Sín título*


los astros
las almas
la comunión.
no me tocás en la cama
pero tus talones me rozan.
Puede que en el siglo VII
los súbditos se encolumnaran como dientes,
quizá también hacían el amor.
También y además hacían el amor,
quizá en un país destemplado o
en la apertura inaudita
de una madera que se abre,
se abre
al aire del mundo
y después no puede más.
¿Mi pueblo? Canastos de ropa
adheridos al polvo de ripio.
Mi corazón es un pueblo desgarrado.


*Cecilia Summertime (1957-), nacida en Junín, Buenos Aires. Su último libro El conjuro de los humores (2003) obtuvo una mención especial en el LXVI Congreso de Literatura Alternativa de Barcelona (CLAB). Además publicó Influencias en el día fuera del tiempo (M Editores: 1999) y Recuerdos de Asia (en colaboración con Felipe Taboada).

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
(...) Abrió las cortinas, en ninguna de las casas de enfrente había luz. Se quitó el vestido de satén y el tipo le encendió otro cigarrillo. Antes de que se bajara las bragas el tipo la puso a cuatro patas sobre la mullida alfombra blanca. Lo sintió buscar algo en el armario. Un armario empotrado en la pared, de color rojo. Lo observó al revés, por debajo de las piernas. El tipo le sonrió (...). Amberes

en Cobstrucción

en Cobstrucción
¡Cuidado! Hombres Trabajando