martes

A la mañana, un bretel, media espalda. Vos tenías que ser hermosa; yo había prometido ser puntual.

Un montón de huesos debajo del amor en unas sábanas usadas que tienen otra caligrafía. Te corrés a la derecha para estar más a la izquierda, y si me tomo un minuto en el mundo estoy atravesada, enredada entre las sábanas, cubierta de huesos, cubierta de deseos y cajitas de esqueletos de mandarina.

sábado

Soy una iguana, una flor

Te desintegras, se te dilatan los poros, te deshaces en átomos y moléculas y astillas y aire a cada rato de cada noche cada vez que te tomás quince minutos. O algo así.

jueves

¿Que qué me pasa a mí cuando un momento se detiene, se detiene y se detiene? te veo y estoy en casa

Una de las patas de las sillas de todo el mundo desaparece (la gente cae, incomprensible, en el mismo instante), no podemos pedir perdón por las mujeres de todo el mundo. Sí, sí, ya lo sé. Basta. Ya entendimos todo eso, zaraza.

martes

El grupo de amigos o la despedida de gente que no sabe muy bien por qué está ahí

Al día siguiente, ya cuando anochecía, todos se arreglaban y algunos dudaban todavía si aparecer para despedir a la entrañable Juana Orozco. Urtiña había decidido llevar una corbata que le habían regalado hacía algunos años y que jamás había usado, Cecilia había cambiado un vestido con escote por otro más decoroso, Taboada buscaba algún par de medias limpias en el lavadero, Mangione prendía y desprendía los botones de su saco al ver que siempre quedaban irregulares y, al final, Juana Orozco se quitaba con papel higiénico los rastros de un lápiz labial demasiado intenso.
Se ha producido un error en este gadget.
(...) Abrió las cortinas, en ninguna de las casas de enfrente había luz. Se quitó el vestido de satén y el tipo le encendió otro cigarrillo. Antes de que se bajara las bragas el tipo la puso a cuatro patas sobre la mullida alfombra blanca. Lo sintió buscar algo en el armario. Un armario empotrado en la pared, de color rojo. Lo observó al revés, por debajo de las piernas. El tipo le sonrió (...). Amberes

en Cobstrucción

en Cobstrucción
¡Cuidado! Hombres Trabajando