domingo

Con amor

No voy a discutirlo: alguien que se detiene en los veinticinco es una persona que no esquiva la amargura, aunque la síntesis que hago sea injusta y tan simplista. Es como hablar de si la gente escribe con o sin amor. Escuché que dijo que ella se parecía tanto, tanto a su protagonista que no sólo había dejado de merecerlo sino que él además había dejado de quererla. Y después hay un héroe en cada barrio y todos pelean por el pito más grande y sin embargo, ella es la única que sobrevive y siempre, siempre los sobrevivirá a todos. Las mujeres mueren después, las mujeres morimos tarde. No puedo pedir perdón por todas las mujeres de la historia, dice una Cecilia que se apellida Summertime. Soy estúpida y soy fácil, pero brillo, dice una mujer que tiene diecinueve uñas y arrastra un zapato por toda la ciudad mientras le cuenta a todos que es detective privado.




2 comentarios:

fre dijo...

¡cómo me gusta!

lurba dijo...

es un gran momento

Se ha producido un error en este gadget.
(...) Abrió las cortinas, en ninguna de las casas de enfrente había luz. Se quitó el vestido de satén y el tipo le encendió otro cigarrillo. Antes de que se bajara las bragas el tipo la puso a cuatro patas sobre la mullida alfombra blanca. Lo sintió buscar algo en el armario. Un armario empotrado en la pared, de color rojo. Lo observó al revés, por debajo de las piernas. El tipo le sonrió (...). Amberes

en Cobstrucción

en Cobstrucción
¡Cuidado! Hombres Trabajando