domingo

El episodio del hombre desnivelado

En la barra y junto a él había un señor mayor de aspecto desprolijo: llevaba un traje que en un principio parecía mal abrochado, pero luego Taboada advirtió que la postura torcida del señor desequilibraba el nivel de los hombros y convertía su espalda en una línea diagonal:
-Bienvenido al insomnio- dijo de pronto el hombre desnivelado. Taboada le sonrió y levantó el vaso hacia él, luego bebió lo que quedaba de whisky y se marchó a su habitación.
A las pocas horas de comenzar el viaje se quedó dormido y al despertar no supo determinar si había soñado algo o no. De pronto recordó el funeral de Flux: Tucson tomaba la mano de Liliana Flux, a unos pocos metros Juana Orozco fumaba sola y en silencio; más allá, Urtiña lo tomaba del hombro a Mangione y le decía algo al oído. Recordó el escenario, las líneas de las miradas. Le pareció que en un momento Liliana observó a Juana y ella bajó la mirada. Estaba sola en un rincón y fumaba y al advertir a Liliana bajó la mirada. Curioso, pensó Taboada. Después y hacia la noche se dio cuenta de que compartía viaje con el señor desnivelado: lo vio caminar por el pasillo y pasar junto a él entre la oscuridad mientras se sostenía de los respaldos de los asientos, como si estuviera borracho o cansado o como si no viera absolutamente nada. Más tarde lo vio bajar, retirar los bolsos, y quedarse en medio de la ruta, en una parada invisible que ni siquiera se esforzaba por simular una terminal improvisada.

2 comentarios:

flor. dijo...

genial Loana.

me encantan estos relatos.

lurba dijo...

qué genia ruthie

Se ha producido un error en este gadget.
(...) Abrió las cortinas, en ninguna de las casas de enfrente había luz. Se quitó el vestido de satén y el tipo le encendió otro cigarrillo. Antes de que se bajara las bragas el tipo la puso a cuatro patas sobre la mullida alfombra blanca. Lo sintió buscar algo en el armario. Un armario empotrado en la pared, de color rojo. Lo observó al revés, por debajo de las piernas. El tipo le sonrió (...). Amberes

en Cobstrucción

en Cobstrucción
¡Cuidado! Hombres Trabajando