jueves

Sólo un poquito de Flux

Taboada pensó que hablaba de Mangione, pero le resultó más interesante pensar que todas las mujeres de Flux le pertenecían a Orozco; Liliana también. Quizá Liliana era todo lo masculina que a Flux le faltaba ser, obstinado en entender a las mujeres, en formar parte de ellas sólo para robarles lo que él creía que era la perceptibilidad suprema. Quizá por eso Orozco y Cecilia se habían hecho amigas y Liliana se había distanciado con prudencia y determinación, quizá Tucson creía que Flux era marica o sólo que era bueno y no lo sabía, y se creía descubridor y explotador de esa sensibilidad que tanto le gustaba a Flux. Quizá Tucson había sido la razón del exilio de Minardi, quizá, pensó Taboada, a su manera todos pedían perdón, perdón o poder, o sólo un poco de Flux, quién sabe.

2 comentarios:

Inush dijo...

Lubette

Qué lindo visitarnos virtualmente. La próxima muestra es en marzo 09, falta, claro, pero ya te avisaré, para que brindemos con champú en un vernissage bien menemista.
Salut querida!

lurba dijo...

jaja, qué grande. en diciembre me voy al campo de tu prima. qué tul, eh.

Se ha producido un error en este gadget.
(...) Abrió las cortinas, en ninguna de las casas de enfrente había luz. Se quitó el vestido de satén y el tipo le encendió otro cigarrillo. Antes de que se bajara las bragas el tipo la puso a cuatro patas sobre la mullida alfombra blanca. Lo sintió buscar algo en el armario. Un armario empotrado en la pared, de color rojo. Lo observó al revés, por debajo de las piernas. El tipo le sonrió (...). Amberes

en Cobstrucción

en Cobstrucción
¡Cuidado! Hombres Trabajando