viernes

Estar aterrada es algo más que tener, de forma deliberada, un tramontina en el cajón de la mesa de luz

La primera vez que supe lo que era (o no era) instinto maternal fue cuando chica:había encontrado un pajarito lastimado y lo había cuidado atendiendo a detalles como que tuviera calor y comida, como si el afecto brindado fuera el de otro pajarito.
Mi mamá (sabia en todo lo que concierne a maldades en pijamas party pero versadora de la maternidad) sólo dijo que lo había cuidado en vano: el pajarito ya tenía mi olor y había perdido su olor a pajarito. Su madre lo abandonaría y él pronto estaría muerto, sin importar el amor y el calor y la comida que yo versara.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
(...) Abrió las cortinas, en ninguna de las casas de enfrente había luz. Se quitó el vestido de satén y el tipo le encendió otro cigarrillo. Antes de que se bajara las bragas el tipo la puso a cuatro patas sobre la mullida alfombra blanca. Lo sintió buscar algo en el armario. Un armario empotrado en la pared, de color rojo. Lo observó al revés, por debajo de las piernas. El tipo le sonrió (...). Amberes

en Cobstrucción

en Cobstrucción
¡Cuidado! Hombres Trabajando