martes

Sobre cómo evitar disputas con un nazi que te tiene entre sus dedos

La kinesióloga nazi dice: si te ves unos moretoncitos no te preocupes porque son mis dedos, la vida del deportista es así; y cuando estas cosas pasan hay que seguir haciendo deporte, pero cada movimiento tiene que ser perfecto, no hay margen de error.
Y para qué decirle lo de deportista si siente mi cuerpo fofo, y para qué hablar de jabalinas si sólo fue el espejo de un ascensor.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
(...) Abrió las cortinas, en ninguna de las casas de enfrente había luz. Se quitó el vestido de satén y el tipo le encendió otro cigarrillo. Antes de que se bajara las bragas el tipo la puso a cuatro patas sobre la mullida alfombra blanca. Lo sintió buscar algo en el armario. Un armario empotrado en la pared, de color rojo. Lo observó al revés, por debajo de las piernas. El tipo le sonrió (...). Amberes

en Cobstrucción

en Cobstrucción
¡Cuidado! Hombres Trabajando