martes

mess with me, carrying a gun

Entre obtuso y pequeño.
Cuánto hay de libertad y cuánto de “así es la única forma que puedo lidiar con vos”.
Cuánto sé y cuánto me entero. Qué me duele más y qué me desestabiliza menos.
Hasta cuándo aguanto. Hasta qué.
Si la estructura es buena y lo otro te raja, qué importa la estructura.
Te raja.
Hasta qué. Hasta cuándo.

lunes

Uno

La puta que te parió Pablo Paniagua, que te vaya como el culo -dice mientras toma la foto del grado y encierra una cabeza con birome, una y otra vez.

miércoles

el lado b

¿Vas a ponerte a llorar como un pelotudo o me vas a decir todo lo que quiero escuchar?, pregunta ella antes de hacer lugar en el placard para uno más. Quizá en el subte se siente la más linda del vagón, y lo dice en voz baja. Para ella. Sólo queda la gente fea. Si alguien la escuchara le desearía un accidente, quizá agua hirviendo en la pierna o aceite, y en la cara lepra, pozos de acné, algo que la haga llorar a la noche. O quizá sólo sientan lástima. Yo preferiría el accidente.
Se ha producido un error en este gadget.
(...) Abrió las cortinas, en ninguna de las casas de enfrente había luz. Se quitó el vestido de satén y el tipo le encendió otro cigarrillo. Antes de que se bajara las bragas el tipo la puso a cuatro patas sobre la mullida alfombra blanca. Lo sintió buscar algo en el armario. Un armario empotrado en la pared, de color rojo. Lo observó al revés, por debajo de las piernas. El tipo le sonrió (...). Amberes

en Cobstrucción

en Cobstrucción
¡Cuidado! Hombres Trabajando