viernes

Pequeñas anécdotas

portero: decile a tu mamá que se murió la señora B. del 5to c.
l: ah. bueno.(contestador) "ma, se murió una vieja del edificio, me dijo Luis que te avisara, qué se yo, por ahí es amiga tuya"
(1 am)
mamá: ¡¿qué quién se murió?! nunca más me dejes esos mensajes.
l: bueno che. no sé, una mina del 5to.
mamá: ah, no tengo idea quién es. ¿Cómo te fue en latín?
l: bien
mamá: bueno, me voy a dormir porque mañana esquiamos en copahue. besos
----------------------------------------------------------------------
ro: ¿cómo les fue ?
l: bien; yo le gusté a una chica que era terrible. x se levantó a dos chicas lindas.
ro: ¿alguna se la tranzó?
l: no, básicamente fue como sabés: conquistábamos chicas para que nos compraran cerveza y luego las abandonábamos como todo hombre viril.
-----------------------------------------------------------------------
Señora de la calle: ¿Qué hacés en ojotas fumando el la puerta con este frío?
l:No puedo fumar en los pallieres, y no quiero apagar el cigarrillo. La señora de la calle saca de su cartera un particular
S.D.C- ¿No te dejan fumar en tu casa, no?
l: Sí, si me dejan.
S.D.C: No sé eh, si te dejaran no estarías acá con este frío.
La señora se acomoda al lado mío y me cuenta de su difunto marido.Pasan quince minutos.
S.D.C: ¿No saben tus padres, verdad?
-------------------------------------------------------------------------
Señora del prendedor de Flor: ¿Me diría cuánto cuesta este producto, señorita?
l: No trabajo acá señora
S.P.F: ¿Me lo averiguás?
l: No trabajo acá señora
S.P.F: Siempre tan mala atención en estas perfumerías de mierda.


2 comentarios:

santha dijo...

JAja, yo estoy condenado a ser confundido con el " chico" de informes de cualquier feria del libro

lurba dijo...

ja. ¿ves? a mí me confunden con personas que nunca querría ser.

Se ha producido un error en este gadget.
(...) Abrió las cortinas, en ninguna de las casas de enfrente había luz. Se quitó el vestido de satén y el tipo le encendió otro cigarrillo. Antes de que se bajara las bragas el tipo la puso a cuatro patas sobre la mullida alfombra blanca. Lo sintió buscar algo en el armario. Un armario empotrado en la pared, de color rojo. Lo observó al revés, por debajo de las piernas. El tipo le sonrió (...). Amberes

en Cobstrucción

en Cobstrucción
¡Cuidado! Hombres Trabajando