lunes

morir en un hotel

imaginate. prefiero que me coma un pez a morir en un hotel. ¿morir en un hotel? pará boluda, me hace temblar. pensá, con ventana o sin, es lo mismo. no me quiero morir en un hotel lu, no quiero. en un hotel no. quemarme vivo sí. ahogarme sí. que me rompan el corazón, pero que eso no me lleve nunca a un hotel. ¿pero boluda, te pusiste a pensarlo? ¡es un hotel! cómo te vas a morir en un hotel. es triste. es ajeno. más ajeno que morirte en el medio de la calle. prefiero que una escalera mecánica me coma la pierna, que se caiga un ascensor. pero un hotel no. imaginate. blanco. o amarillo. olor a viejo. olor a que sólo tengo quince pesos y es lo único que puedo conseguir. morirte en uno de dos estrellas. de cuatro. es lo mismo. siempre va a ser morir en un hotel- me dijo una vez a lo largo de diez cuadras, con los ojos llenos de derrames.

3 comentarios:

gymnopedie dijo...

bueno, al menos es una muerte que pueda decidir uno (si se trata de suicidio), y si no, de última, estaba de vacaciones y tuvo una muerte relajada y feliz...

ruthypeperinateamoteodiodamemás.

lurba dijo...

no che. me parece que yo tampoco tengo ganas de morirme en un hotel, sobre todo porque si lo hago, yo voy a ser la de los quince pesos, de casualidad.

Anónimo dijo...

en estos tiempos todo el mundo se muere en un hospital, con respecto a eso, morirse en un hotel sería un avance

Se ha producido un error en este gadget.
(...) Abrió las cortinas, en ninguna de las casas de enfrente había luz. Se quitó el vestido de satén y el tipo le encendió otro cigarrillo. Antes de que se bajara las bragas el tipo la puso a cuatro patas sobre la mullida alfombra blanca. Lo sintió buscar algo en el armario. Un armario empotrado en la pared, de color rojo. Lo observó al revés, por debajo de las piernas. El tipo le sonrió (...). Amberes

en Cobstrucción

en Cobstrucción
¡Cuidado! Hombres Trabajando