martes

El problema comienza cuando con el pie dormido, corro escandalosamente por la casa para atender el celular, y no sólo no llego, sino que en el camino me caigo, horriblemente, por la inutilidad de mi pierna. Lo absurdo lo sucede cuando mi familia, al verme terriblemente machucada, pregunta si tengo un novio golpeador o si finalmente me agarré a trompadas con Ro.Lo estúpido es que al negarlo yo, ellos me miren juiciosamente pensando que encubro un hecho de violencia, en el que –por lo que muestran mis marcas- yo perdí. Y lo indignante para mi familia, no es el haber sido golpeada y avergonzarme de mis marcas, sino el haber perdido la pelea.

2 comentarios:

gymnopedie dijo...

jeje... sí, bueno, me identifico con la totalidad de la historia menos con la parte de la rección de mi familia, que al verme moretoneada, quejosa y con el pie dormido, me hubiera preguntado al unísono y resignada: "¿y ahora qué rompiste?"

beso lurf.

pd.nos tenemos que ver.

lurba dijo...

claro. quise omitir esa parte. soy hermana menor, y encima, soy luciana.

Se ha producido un error en este gadget.
(...) Abrió las cortinas, en ninguna de las casas de enfrente había luz. Se quitó el vestido de satén y el tipo le encendió otro cigarrillo. Antes de que se bajara las bragas el tipo la puso a cuatro patas sobre la mullida alfombra blanca. Lo sintió buscar algo en el armario. Un armario empotrado en la pared, de color rojo. Lo observó al revés, por debajo de las piernas. El tipo le sonrió (...). Amberes

en Cobstrucción

en Cobstrucción
¡Cuidado! Hombres Trabajando