jueves

Lo que viste es el olor

Acostumbra a sentir lo que quedó de ron en su ropa y echarle un poco de limón, pensando que así el olor cesa, y no –por el contrario, y como ocurre- que el olor viste a la ropa.
Acostumbra también a pensar que todos son como ella, y que no desarman toda la cama cuando se van a dormir. Que el chocolate blanco no es chocolate, y no le importa tanto como no pisar las baldosas flojas cuando llueve.
Que sólo tiene unos zapatos verdes en el placard, acomodados simétricamente, y que los usa cuando se vuelve necesario.
Acostumbra a vestirse de colores cuando no está de humor, y piensa que eso puede disimular las palabras que lleva escritas en su cuerpo, pero una vez más aprende –tarde- que lo que viste es el olor.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
(...) Abrió las cortinas, en ninguna de las casas de enfrente había luz. Se quitó el vestido de satén y el tipo le encendió otro cigarrillo. Antes de que se bajara las bragas el tipo la puso a cuatro patas sobre la mullida alfombra blanca. Lo sintió buscar algo en el armario. Un armario empotrado en la pared, de color rojo. Lo observó al revés, por debajo de las piernas. El tipo le sonrió (...). Amberes

en Cobstrucción

en Cobstrucción
¡Cuidado! Hombres Trabajando